Lo que hemos vivido ayer en la noche inaugural del 13º Festival Internacional Danzalborde 2013, ha sido un acto colectivo. Colectivo en tanto cuerpos danzantes, sensibles y comunicantes, colectivo en la búsqueda de una belleza delicada llena de coraje.

Con una pieza muy cuidada y de impecable interpretación y entrega vivimos una apertura al mismo nivel. Eso, ese sólo hecho magno que vivimos quienes estuvimos allí colectivamente, en silencio, disfrutando del viaje propuesto hacia la emocionalidad del cuerpo, ese estado de silente respeto a lo visto, a lo que resuena en el aire, es el hecho escénico completo, el hecho que vale decir, sólo es posible construir colectivamente. Es en un esfuerzo y en un ánimo verdadero, que va más allá de obligaciones y que no busca la publicidad, donde lo colectivo es tangible, tanto, y con tanto coraje que logra ser solida e íntimamente presente para abrir un espacio contemplación en medio de un ensordecedor y embrutecedor ruido permanente que no construye, para en silencio y colectivamente hacer lo contrario……construir.

Desde ese lugar lo que vivimos no solo fue la apertura de danzalborde en su versión decimotercera, sino el resultado diario y colectivo del empuje para construir y continuar, más allá de las circunstancias…..las circunstancias, son que a tres años de la apertura del Parque Cultural de Valparaíso –que nos tocó casualmente compartir– ese magno espacio ciudadano, que ha trabajado y ha construido cuidadosamente y sin enfocarse en su propia publicidad un espacio para que los artistas y creadores, puedan crecer.

La calidad de lo visto responde entonces no sólo al merito de la obra, y la calidad de ejecución técnica y entrega de los artistas, sino a la posibilidad de su muestra en un espacio que la protege y la cuida en su esencia, para que sea vista y disfrutada en las mejores condiciones. La obra, sólo cobra cuerpo en ese esfuerzo mancomunado entre los artistas, las instituciones de fomento cultural de sus países y un equipo de profesionales, que nos acoge como festival y que permite que lo imaginado se vuelva un hecho.

 

 

 

 

 

¡Compártelo!

Compartir en Facebook Compartir en Twitter